Amé vuelve a expandir sus propios límites, y esta vez vez lo hace a través de la incorporación de lencería y ajuares de novia con una gran riqueza de sus recursos, y materialidades que se plasma en cada detalle.

Conjuntos de dos piezas de tules bordados en colores neutros.
Prendas que además juegan con las translucencias y transparencias de las prendas de la colección madre.